Limpio y Mediterráneo

El problema que hemos detectado es la excesiva cantidad de plástico que se vierte a las costas del Mediterráneo en España. De hecho somos el segundo país que más plástico vierte al mar después de Turquía. Sobre todo, el problema deriva del vertido de microplásticos presentes en el agua residual. Estos son, en su mayoría, PET: tereftalato de poliestireno. En 2016, en el Instituto de Tecnología de Kioto (TIK), en Japón, se descubrió una bacteria a la que se denominó «Ideonella Sakaiensis» que degrada el PET. Nuestra solución al problema del plástico, por lo tanto, se basa en montar una especie de piscifactoría de estas bacterias con la finalidad de degradar la mayoría de micro-plásticos presentes en el agua residual para luego vestirla al Mediterráneo. Según el estudio llevado a cabo hace tres años, las bacterias degradan el plástico a una velocidad de 0,13mg del plástico por cm2 y por día en condiciones normales (oxígeno a nivel atmosférico normal y por 30º).
Por lo tanto, montaríamos estas «bacteriafactorías“ cerca de los lugares de vertido para filtrar el agua. Este proyecto beneficia tanto a la vida submarina como al medio ambiente y por lo tanto contribuye a la sostenibilidad del planeta y la biodiversidad además de mejorar la contaminación costera y aumentar el turismo.

#CILIMPIOYMEDITERRANEO

CONTADOR SOCIAL

10

La actualización del contador social no es inmediata, se hace una vez al día.